Estrategias de Psicología Positiva para ser Feliz en tu Trabajo

Enfócate en tus fortalezas, no en tus debilidades.

By on 11 Julio, 2013 in Enfoque Positivo with 8 Comments

power-of-focusHace algunos años llegó a mis manos un libro titulado: The Power of Focus o El poder del enfoque,  de Jack Canfield,  que habla sobre la importancia que tiene la habilidad de enfocarse en lo importante para realmente dejar huella y ser los mejores en lo que hacemos.    El libro ofrece muchos consejos sobre hábitos, planeación, gestión personal y libertad financiera, pero todas estas herramientas están fundamentadas en su recomendación principal: “Enfócate en tus fortalezas, no en tus debilidades”.    Y es cierto, generalmente somos muy precisos en detectar nuestras “áreas de oportunidad” o nuestras “debilidades internas”, y nuestra atención se enfoca sólo en trabajar en ellas, y tratar de mejorar poco a poco,  pero ¿Realmente eso nos hará destacar en lo que somos buenos?  ¿Qué no nos dice el sentido común que es todo lo contrario? ¿No deberíamos identificar y prepararnos mucho más en lo que se nos facilita más?      Este argumento es tan fuerte, que te empuja a cambiar de paradigma y la forma en que interpretas el tema del desarrollo de tu potencial interno.

 El paradigma de las debilidades

El paradigma de enfocarse en las debilidades ha permeado en todos los niveles de la sociedad, y basta con dar un vistazo a la forma en que se organiza este mundo, para caer en cuenta que la base de la filosofía de mejora de los sistemas escolares, las empresas, los recursos humanos, la capacitación, y hasta la educación de los hijos en la familia, por lo general es la atención en mejorar lo que llamamos “áreas de oportunidad”.     Por ejemplo, en la escuela primaria cuando un niño no se le facilitan las matemáticas, los padres por lo general invierten en clases particulares y se enfocan en esa materia, y tal vez ese niño sea muy bueno en historia, artes, español, deportes, pero eso damos por sentado de que lo logrará por sí mismo, y no ponemos atención en invertir para que consiga la excelencia en esa área.

El enfoque tradicional de concentrarse en las debilidades es tan fuerte, que afecta a muchas de las decisiones en las estructuras y niveles de organización en diversos ámbitos.    En ese sentido, te comparto una experiencia cuando trabajaba en el área de capacitación,  mi paradigma principal era que los cursos se deben planear de acuerdo a las debilidades de la organización,  es decir, después de aplicar un diagnóstico completo o DNC,  y hacer la gráfica con los puntos críticos de lo que anda mal la organización, la decisión era invertir en las debilidades, en lugar de las fortalezas, así que al final tenía un Programa Anual de Capacitación basado en mejorar las debilidades de la organización, sin poner atención en sus fortalezas.

Ni que decir de la forma en que se organiza el sistema educativo en los países latinoamericanos o en occidente, en que las escuelas y los maestros rara vez se concentran en poner atención lo bueno de cada alumno, y no hacer su lista de quejas para los padres de familia, para que pongamos atención sólo en sus debilidades.      Como ejemplo de esto hay muchos en la historia, yo recuerdo particularmente uno: el atleta olímpico Michael Phelps, campeón ganador de 8 medallas en natación,  cuando era niño, en su escuela sus maestros le diagnosticaron déficit de atención y le aseguraron a su madre que no llegaría a más de la primaria, siendo incapaces de ver su gran capacidad para los deportes.  ¿Qué hubiera pasado con Michael Phelps si su madre se las hubiera creído?

Enfócate en tus talentos

Si reflexionamos un poco, podríamos concluir que gran parte de nuestros fracasos se deben a la falta de enfoque en los talentos que tenemos para lograr lo que realmente aporta valor a nuestras vidas.    Para empezar, tal vez ni siquiera sepamos cuales son a ciencia cierta nuestras fortalezas, y continuemos por la vida con un desempeño mediocre, sin trabajar en la excelencia.

El futuro pertenece a los capacitados. A los que son muy buenos en lo que hacen, no a los que tienen buenas intenciones”   B. Tracy

La gran aportación de esta obra es que te sugiere que puedes lograr destacar y ser excelente en lo que haces poniendo más atención en lo que eres bueno, y menos en lo que no eres tan bueno.   No quiere decir que te olvides por completo de tus debilidades, sino que utilices tus fortalezas para mejorar de forma completa.     Nos quita la venda sobre la creencia de que “tu puedes hacer todo lo que te propongas, siempre y cuando tengas voluntad y disciplina” pues si lo analizamos detenidamente, esta creencia es una verdad a medias,  pues para ser realmente bueno en lo que haces, debes tener otros dos elementos: “Talento y preparación”.

Recomendaciones para empezar a trabajar con el enfoque correcto:

1.- Identifica cuáles son tus 5 principales fortalezas.-  Además de todas las herramientas que puedan ofrecer las pruebas psicométricas, hay dos autores que a mi juicio han desarrollado una investigación muy amplia en el tema de las fortalezas,  y ofrecen herramientas de diagnóstico:  Son El primero es Martin Seligman, fundador da la corriente llamada Psicología Positiva, quien ofrece un test de forma gratuita en su página www.authentichappiness.sas.upenn.edu .    Y el segundo es Marcus Buckingam, quien ofrece el mismo test, pero para acceder al mismo se tiene que comprar el libro “Ahora descubra sus fortalezas”, en el cual viene la clave para poder acceder a la  página que se indica en el libro.

2.- Aprende a distinguir entre un talento innato y una fortaleza.-    Las fortalezas internas son la combinación de un talento con un conocimiento técnico aplicado, por ejemplo, una persona puede tener el talento de las relaciones humanas y el trato con la gente, y si quisiera ser un buen vendedor, debe aprender las técnicas de venta y las características del producto o servicio que pretende vender.   Una vez que identifiques tus fortalezas, las mismas obras que mencionamos en el punto anterior te pueden servir para esta reflexión.

3.  Las fortalezas no necesariamente te dirán cuál es tu vocación, ya que una misma fortaleza se puede aplicar en diferentes profesiones.   Son habilidades que te permiten relacionarte mejor con los demás, con tu trabajo y tu realidad y te permite conseguir el éxito más fácilmente.    Para este tema, espera los siguientes artículos, te ofrecemos algunas herramientas y te recomendaremos blogs que tratan esta temática.

Como conclusión diremos que el conocer y trabajar con tus fortalezas no sólo te ayudará a ser más productivo y ser mejor en lo que haces, sino que al practicar tus fortalezas te dará un sentido de aportación, que finalmente te hará más feliz, al sentir que eres una persona que puede aportar y trascender en tu trabajo y las personas que te rodean.

Esperemos que el cambio de enfoque te dé una mejor perspectiva de tus posibilidades reales de cambio.    Me gustaría tener tu opinión sobre este tema. ¿Habías pensado en enfocarte en tus fortalezas primero que en tus debilidades?  ¿Crees que esto genere un cambio significativo en tu desempeño diario y tu sentido de vida?

Be Sociable, Share!
Suscribete y descarga Gratis el Ebook:

paperbackstanding2_693x872

Reinventa tu profesión y trabajo para construir una vida que ames y te haga feliz

Odio el SPAM tanto como tú, solo recibirás material que SI  te sirva.   No compartiremos tus datos, respetamos tu privacidad.   

About the Author

About the Author: Hola, soy Joaquín Olivas, soy un apasionado del Desarrollo Humano y de Estrategias de Productividad y Gestión Personal. Me inicié con este tema, porque estoy convencido de que la preparación y el cambio personal es fundamental para conseguir lo que quieres en la vida. Espero que este blog te sea de utilidad, te invito a comentar y compartir tu opinión para cada tema. Un abrazo. .

Subscribe

If you enjoyed this article, subscribe now to receive more just like it.

There Are 8 Brilliant Comments

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. Alfonso Prieto dice:

    Excelente blog.

    Es importante destacar lo mejor del trabajo, hay muchas cosas que se puedes hacer para ser felices en el, además hay cosas que a veces no entiendo como la gente en lugar de buscar la felicidad plena, buscan la felicidad falsa.

    Muy bien…

    • Joaquin Olivas dice:

      Gracias por tu comentario Alfonso ! Tienes razon en lo que dices, yo me he encontrado en varias ocasiones en la necesidad de buscar lo bueno que tienen los trabajos que me han tocado, y sólamente lo he logrado cuando logro armonizar entre mis habilidades personales y las metas. El reto está ahí, en conocer tus fortalezas y luego ponerlas al servicio de los demás en tu trabajo, en la familia, incluso en la diversión.

  2. karla Delgado dice:

    Hola mi motivo de llegar a esta pagina es por que estoy desmotivada laboralmente y busque ayuda por internet leer algo que me aliente que me haga sentir mejor, pero a un continuo y continuare trabajando en esto que es construcción maquinaria etc cosa que no me gusta no me apasiona…. me gustan las cosas lindas el arte cosas que me apasionen el cine y bello cuadro de pintura que me haga sentir soy muy apasionada y sentimental ademas de la estetica de las cosas en general en fin… un aliento para pensar que si tengo fortalezas… Gracias

  3. muy buen post, muchas gracias por tan bellas palabras, es realmente inspirador, siempre he pensado que debemos explotar nuestro potencial. saludos

  4. Laura dice:

    Hola me pareció un buen post yo estoy trabajando en un trabajo en el cual no me gusta soy auxiliar de limpieza en una empresa siento que lo que estudie no fue para eso tengo diploma de auxiliar administrativo y me gusta esa área estar en algo que no me gusta me genera mucho estrés necesito la plata y en mi país Uruguay no hay trabajo para elegir es lo que te llaman

    • Joaquin Olivas dice:

      Hola Laura, gracias por tu comentario. Muchas veces el comienzo de la vida laboral no es lo que nos imaginamos, y lo que he visto es que muchas veces se deben combinar dos cosas para que te vaya bien en el trabajo, relaciones y competencia. Cuando cultivas las relaciones, con una excelente actitud y demuestras que puedes dar mucho más de lo que te han encargado, es cuando puede surgir la oportunidad. No te desanimes, 1 Abrazo !

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Top