Estrategias de Psicología Positiva para ser Feliz en tu Trabajo

Practicar la positividad, una estrategia para reinventar tu vida.

By on 26 febrero, 2014 in Enfoque Positivo with 11 Comments

reinventar tu vida¿Has tenido esos días en que todo sale mal? El coche no arranca, no encuentras las llaves, el tráfico hace que llegues tarde, tu jefe te reclama, etc.  ¿Te sientes atrapado en la rutina del trabajo? ¿No estás disfrutando de la vida como quisieras?  ¿El estrés, la ansiedad y la presión del trabajo te están asfixiando?  Creo que todos en alguna ocasión hemos experimentado los estragos de la negatividad en la vida.  Lo grave es que este estado emocional sea lo común y no lo excepcional.

Es por esta razón que hoy  empezaré compartiendo una experiencia personal sobre el impacto de las emociones en mi calidad de vida, y sobre todo, compartir algunas estrategias que me funcionaron para combatir el estrés crónico, ansiedad, aburrimiento por el trabajo y el estilo de vida acelerado que vivimos muchos.

Mi experiencia con las emociones negativas

Mi encuentro más cercano con los estragos de las emociones negativas sucedió cuando me quedé sin empleo y tuve que cambiar de ciudad de residencia.    Después de cierta estabilidad durante 12 años, en el 2010 salí de la empresa en que laboraba por recorte de personal y cambio de administración.   Así que de la noche a la mañana con esposa y 4 hijos pequeños, me quedé sólo con los ahorros que tenía y la compensación que me dieron, y decidí invertir una buena parte en un fondo financiero que prometía buenos resultados, sin embargo, meses después, esta empresa se declaró en quiebra y los gastos, hipoteca y colegiaturas seguían acumulándose en la tarjeta de crédito, como una bomba de tiempo.    La situación me obligó a tomar el primer trabajo que se me presentó,  aunque esto implicara dejar todo y empezar de nuevo en otra ciudad.

Fue ahí cuando comencé a experimentar el impacto de las emociones negativas, todo el tiempo preocupado, con estrés, la inseguridad,  despertándome a media noche sin poder dormir normalmente  por  el  difícil proceso de dejar todo lo que habíamos construido, casa, amigos, relaciones, escuela de los hijos, etc.    ¿Cuál fue la consecuencia? Pues que al vivir constantemente acompañado de estrés, preocupación, ansiedad, etc. , finalmente me enfermé, y mi salud se vio afectada con un ciclo infeccioso e inflamatorio que me acompañó durante el año y medio siguiente.     En este proceso,  mi sistema inmunológico se deterioró de tal manera que no podía estar ni siquiera 1 mes sin antibióticos, sin pastillas para el dolor, hasta llegué a pensar que podía alguna enfermedad más grave, pero afortunadamente, la solución llegó después.

¿Cuál es tu balance de emociones positivas vs. Negativas?

Al hacer un recuento de como transcurrían mis días en el proceso de adaptación a la nueva cultura, nueva ciudad y empleo, caí en la cuenta que las emociones negativas como el estrés, la depresión, la tristeza estaban presentes a todas horas de mi día, desde que me despertaba hasta el anochecer.  Me sentía mal casi todos los momentos del día, en los problemas del trabajo, a la hora de comer, de regresar con mi familia, antes de dormir, etc.     No todas las personas reaccionan igual ante las adversidades, pero lo cierto es que en mi caso mi cuerpo me hizo una llamada de atención, y el dolor de perder la salud fue suficiente para levantarme y empezar a buscar soluciones.

Fue así, que me encontré con los descubrimientos científicos que se han publicado bajo el nombre de Psicología Positiva, con  varias investigaciones interesantes e innovadores, entre ellas la teoría de la expansión y creatividad de Bárbara Fredickson, que afirma que las personas pueden marchitarse o florecer, dependiendo de la relación de emociones positivas vs. las negativas experimenten diariamente.

Fredrickson responde a la pregunta ¿Sirven las emociones positivas? ¿Tienen un impacto en la mejora de tu calidad de vida y salud?  Como respuesta encontró que las personas que experimentan 3 emociones positivas frente a 1 negativa tienen más posibilidades de mejorar en su calidad de vida, relaciones, trabajo y creatividad.     En pocas palabras, pueden florecer en lugar de marchitarse.

Así que mi pregunta inicial fue ¿Me estoy marchitando?  ¿Estoy provocando mi enfermedad física con mi pesimismo? ¿Qué puedo hacer para reinventar mi vida?   Así que  hice un recuento de cuantas emociones positivas experimentaba frente a las negativas, y el balance era a favor de las emociones negativas.  Rara vez me reía o sentía agradecimiento por tener aún vida, por estar junto con mi familia, porque a pesar de todo, tenía un trabajo que me daba de comer.    En pocas palabras,  estaba dejando escapar los mejores años y mi tiempo SIN DISFRUTAR DE LA VIDA.

El Caso de Estudio de las Monjas

Positividad DiarioDentro del material que me encontré, me impactó mucho un caso de estudio, que tal vez sea una de las investigaciones más relevantes sobre el impacto de las emociones positivas en la salud y la longevidad:   DE 1931 al 2001 el neurólogo David Snowdon comenzó un estudio longitudinal con 180 monjas del convento de Notre Dame en Minesotta, Estados Unidos,  el cual consistió en pedirles que llevaran un diario sobre sus experiencias en el convento, desde que ingresaron como novicias.  El estudio quería averiguar cuál o cuáles variables tenía una relación directa o indirecta con la longevidad.   En este proceso, descartaron por ejemplo, la alimentación, el grado de devoción que llevaron, los cargos o el tipo de trabajo que realizaron, la inteligencia, la contaminación del lugar de procedencia, etc.    El resultado sorprendente llegó cuando analizaron los diarios de las monjas, pudieron observar una variable que se relacionaba directamente con la longevidad y la salud.

Por un lado,  se encontró que aquellas monjas que habían expresado emociones positivas en sus escritos, tales como “me siento feliz por iniciar mi vocación”, o  las palabras “entusiasmo, alegría, regocijo, etc”  a los 85 años vivían el 90% todavía, mientras que las que solo habían escrito textos planos con palabras como “cumplir mi vocación”,  “hacer la voluntad de Dios”, etc, sin que su escrito transmitiera ninguna emoción positiva, a los 85 años de edad, sólo el 35 % de ellas estaba viva, las demás habían muerto por enfermedad.      Este estudio, junto con otros más, han demostrado que CONVIENE ser optimista,  y no sólo son teorías de pensamiento y mentalidad positiva cursi y desgastada.

¿Sirve de algo ser optimista y positivo?

Aunque es cierto que no existe evidencia de que las emociones positivas pueden curar enfermedades graves y terminales, si existen estudios correlativos longitudinales sobre la positividad, que hacen demuestran que las emociones positivas impactan y mejoran tres aspectos concretos en tu cuerpo:

  1. Fortalecen tu sistema inmunológico,
  2. Mejoran tu sistema cardiovascular y
  3. Disminuyen los procesos inflamatorios.

Para encontrar más información de esto,  puedes consultar los siguientes enlaces en los que se muestra evidencia científica de los beneficios encontrados por los investigadores.  Positividad y Salud.

Algunos cambios que impactaron en mi calidad de vida:

A continuación te comparto como la Practicar la Positividad, se convirtió en una estrategia eficaz para reinventar mi vida algunas estrategias que me sirvieron en lo particular para salir de la espiral descendente del pesimismo, y lograr dar un giro a mi bienestar personal. Cabe aclarar que no todas las estrategias pueden funcionar en el mismo impacto, pero con el fin explicativo, te comparto lo que me funcionó a mí:

1.- Aceptar el daño que hace la emoción negativa.-    Durante meses, no acepté que yo mismo me hacía más daño con mi actitud negativa y tóxica.   Tardé tiempo en aceptar que sentirse victima hace más daño que bien, sin embargo, a veces es necesario que duela mucho para sacudirte esa AUTOCOMPASIÓN que no te ayuda en nada.

2.- Cambiar mis hábitos de sueño.-   Para evadirme de la realidad, todos los días me desvelaba viendo T.V., lo que hacía que  sólo durmiera 6 o 5 horas.  Consecuencia de esto mi cuerpo no producía serotonina y esto ayudaba a sentirme fatal todos los días.  Dejé este hábito y procuré empezar a dormir por lo menos 7 hrs. diarias.

3.- Escribir un diario de agradecimiento todas las noches.-  El recordar algo por lo cual agradecer todos los días, me ayudó a identificar las cosas que me ayudaban a disfrutar de la vida y las emociones positivas que experimentaba durante el día.   Parece magia, pero en realidad funciona.  Los estudios de  Robert Emmons sobre la gratitud lo comprueban.

4.- No pensar en la felicidad como un destino, sino como el camino.-  Al darme cuenta de esto, me descubrí varias veces pensando “Cuando tenga otra vez casa propia seré feliz.” “cuando cambie de trabajo entonces….” “ cuando tenga suficiente dinero podré disfrutar con mi familia”,  pero con estos pensamientos lo único que lograba era PERDERME LA VIDA que estaba transcurriendo mientras yo planeaba “alcanzar la felicidad”.

5.-Hacer ejercicio.- Comencé una rutina sencilla de correr 15 minutos diarios , esto me permitió disminuir el estrés y la ansiedad.  Además me ayudó a dormir mejor.  Tal Ben Shahar afirma que el no hacer ejercicio, es como si te tomaras una pastilla para la depresión y el estrés.    Sé que es muy trillado, pero el ejercicio si funciona.

6.-Tener una meta retadora e inspiradora.-   Me fijé como meta que todo lo que había aprendido en mis 15 años de trabajar en Áreas de Personal y Talento Humano, podía compartirse a través de un proyecto para ayudar a otros a través del Coaching de Vida y la Psicología Positiva.   Así que toda esa energía que se desperdiciaba en la emoción negativa, la reenfoqué y aquí me tienes.

7.-Mejorar las relaciones personales.-   Dejé a un lado mi resistencia a la cultura diferente de la ciudad desconocida, y comencé a establecer más vínculos sociales y amistades con las cuales, esa red social se fortalecía y te quitaba la sensación de estar solo y abandonado en un lugar desconocido.

Para finalizar este testimonio personal, te puedo dar como conclusión que al poner en práctica estos consejos durante varios meses, tengo ya casi un año sin enfermarme y mi organismo está casi por completo desinflamado.    A través de la obra de Martin Seligman y la investigación de Bárbara Friedrickson sobre la positividad,  descubrí una forma práctica y sencilla, sobre como las estrategias del bienestar personal, como la práctica de las emociones positivas pueden impactar a mejorar la salud y la longevidad de manera determinante.

En próximos artículos, continuaremos con más estrategias  encaminadas a incrementar la calidad de tu vida y bienestar personal.    Espero que en esta ocasión te convenzas que vale la pena trabajar por mejorar tu VIDA hoy, tratando de encontrar espacios y tiempo para experimentar más emociones positivas y disfrutar del momento presente.  Te comparto que ya está disponible el mini-curso “7 hábitos para ser feliz y disfrutar la vida”, que te ofrece un programa para empezar a vivir tu transformación positiva.    Si tienes alguna opinión sobre el impacto de las emociones positivas o alguna experiencia que compartir,  me encantaría que me dejaras un comentario al final de este artículo.    1 abrazo.

Be Sociable, Share!
Suscribete y descarga Gratis el Ebook:

paperbackstanding2_693x872

Reinventa tu profesión y trabajo para construir una vida que ames y te haga feliz

Odio el SPAM tanto como tú, solo recibirás material que SI  te sirva.   No compartiremos tus datos, respetamos tu privacidad.   

About the Author

About the Author: Hola, soy Joaquín Olivas, soy un apasionado del Desarrollo Humano y de Estrategias de Productividad y Gestión Personal. Me inicié con este tema, porque estoy convencido de que la preparación y el cambio personal es fundamental para conseguir lo que quieres en la vida. Espero que este blog te sea de utilidad, te invito a comentar y compartir tu opinión para cada tema. Un abrazo. .

Subscribe

If you enjoyed this article, subscribe now to receive more just like it.

There Are 11 Brilliant Comments

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. Gaby dice:

    En estos precisos momentos estoy pasando por una crisis económica, pero con este artículo creo que elijo ser positiva ante toda adversidad, me siento motivada, leer y saber que no somos los únicos que nos ocurren cosas, no nos alegra que les ocurra a los demás pero creo que todos estamos enlazados para enseñarnos unos a otros con vivas experiencias lo maravillosa que es la vida, y así poder transmitirlo

    • Joaquin Olivas dice:

      Hola Gaby, me da gusto que el material te esté ayudando. Hay que aprender a contar las bendiciones que Dios nos regala todos los días, verás que pronto encontrarás la solución. Gracias por pasar al blog, 1 Abrazo

  2. vanne dice:

    hace años que me siento asi con ganas de reinventarme pero no se como, no se cuales son mis talentos, siempre he trabajado de cajera comercial, en diferentes empresas y si bien al principio me llena no me alcanza el sueldo, y siempre digo como me gustaria tener algo propio, pero que puedo hacer si no estudie a nivel superior, siempre he sido engreida, y pensaba que todo lo merecia pero la vida enseña que no es asi, tengo dos hijos y quiero cambiar ser yo valerme por mi misma pero no se por donde empezar ni como hacerlo….me podrias enseñar como?

    • Joaquin Olivas dice:

      Hola Vane, gracias por compartir tus inquietudes. Creo que muchas personas se pueden sentir atrapadas por las circunstancias al no saber de lo que son capaces de hacer. Para conocer tus fortalezas te recomiendo hacer el test que viene en mi artículo “Enfócate en tus fortalezas no en tus debilidades”, luego debes responderte la pregunta “¿Qué significa éxito para ti? Una vez contestadas estas dos, creo que tienes un buen inicio para saber a dónde dirigirte Si requieres de mas información puedes revisar los cursos y libros que tengo en la página. 1 Abrazo

  3. Biby dice:

    Felicidades por haber conseguido salir adelante . Eres muy valiente .
    Doy Fe de tus palabras porque lo he vivido y veo a diario en otras personas como poco a poco se van marchitando en lo psico y corpóreo .
    Es importante hacer limpieza de la gente toxica de aquellos que no te dejan avanzar.

    Y cuesta arrancar pero hay que seguir que la vida pasa y nos olvidamos hasta de respirar .
    Yo creo en Cristo y el me ama su palabra dice que nunca abra un justo desamparado ni su descendencias mendigue pan . Cuando me derrumbo lloro me quedo en la cama y luego digo venga guapa arriba que esta batalla hay que ganarla y luego pasa porque esto y todo lo demás también pasara

    • Joaquin Olivas dice:

      Hola Biby, muchas gracias por tu comentario, la verdad esta situación es similar a la de mucha gente que vive eventos más fuertes que el mío, pero el proceso es el mismo, hay que trabajar en la mente y en la emoción para poder vivir floreciendo, en lugar de marchitándonos. La vida es demasiado corta para desperdiciarla en emociones tóxicas. Estoy muy en sintonía con tu filosofía de vida: cuando nos sentimos abatido debemos encontrar fortaleza desde la espiritualidad y la certeza de que contamos con la ayuda de Dios, el autor de nuestra vida. Te deseo lo mejor y que sigas por ese camino de superación. 1 Abrazo !

  4. Brand dice:

    Joaquin, interesante e importante tus enfoques, a veces uno mismo no toma buenas desiciones debido a pensamientos, ideas y otros aspectos personales que nublan en poder ver bien las cosas y poder tomar una buena desición, aprovecho para pedirte un consejo o al menos saber que recomiendas en mi situación…

    Hace 2 años aproximadamente estuve laborando en una empresa en la que me sentido bien en temas laborales , anímicos y familiares … la remuneración era regular.

    Hace 6 mes me ofrecieron un nuevo trabajo el cual acepte dejando el que me sentia bien sobre todo por el sueldo que triplica al anterior, actualmente me encuentro laborando ahi, pero a pesar q la remuneración es buena, el trabajo es demasiado, me mantiene fuera de mi hogar por varios dias y no soy muy reconocido por mi labor.

    Actualmente tengo aun la posibilidad de retornar al otro trabajo, donde me sentiría bien pero economicamente no.

    que me recomiendas hacer o que desición tomar?

    • Joaquin Olivas dice:

      Hola Brand, gracias por compartir tu caso. Creo que todo radica en que descubras en que trabajo tenías oportunidad de practicar tus fortalezas. Muchas veces decidir solamente por dinero no trae la felicidad. En muchas ocasiones en mi vida laboral estuve ante decisiones en que podía tomar trabajos de mayor responsabilidad, pero que me alejaban de lo más importante, que es mi familia. Me he quedado siempre con los trabajos que me han dado tiempo y oportunidad de aplicar mis fortalezas, que son los que al final me hacen más feliz. Si tu decisión es regresar al trabajo anterior, puedes negociar horarios para que puedas ir trabajando en un proyecto alternativo en el que puedas compensar lo económico, siempre y cuando esté acorde con tus fortalezas. saludos !

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Top