Estrategias de Psicología Positiva para ser Feliz en tu Trabajo

Como trabajar con un jefe complicado

Horrible Bosses 2

Recuerdo una frase que vi en facebook y que compartí con mucho éxito en mis redes sociales, que decía:  “La gente no se va de las empresas,  se va de sus jefes”   ¡ Y cuanta verdad encierra esto!  Si las empresas supieran cuanto pierden en recursos por las consecuencias de una mala gestión de personas, como alta rotación, ausentismos, burnout, estrés inútil, malos resultados, etc.,   invertirían mucho más en la selección y formación de sus líderes.

En muchos casos, la empresa no invierte en sus procesos de managment, y sólo pide resultados fríos.  Esto hace que se saquen las cosas, como en cierta ocasión escuché a un presidente municipal: “A patadas si es preciso”,   pero con un altísimo costo, que pagan las personas a la larga, que se dan cuenta que para la empresa no valen, no sirven, no son dignos de respeto si no dan resultados.   Es una mala inversión a largo plazo, pues se convierte en un espejismo de resultados buenos aparentes, pero no sostenibles en el tiempo, porque la gente simplemente se va de esas empresas.

Muy frecuentemente llegan a mi oficina personas pidiendo desesperados un cambio de ubicación en la empresa.   En esas historias es frecuente escuchar quejas relacionadas con su jefe, ya sea que sufren un maltrato, o bien no saben como trabajar con un jefe complicado, y esta frustración les bloquea la creatividad y les impide ver soluciones.

Si tienes un jefe complicado o bien, tu eres el jefe, este artículo te será de igual utilidad, ya que más allá de comentar una experiencia actual y personal,  he tratado de relatar los aprendizajes más útiles que he tenido a lo largo de mi experiencia laboral, a la hora de trabajar en una relación jefe-colaborador.

¿Cómo es un jefe complicado? 

Un jefe complicado no necesariamente es una mala persona, simplemente tiene algunos defectos que hacen difícil tu trabajo, si no tienes estrategias adecuadas para poder gestionar tu relación laboral.    Un jefe complicado puede ser desorganizado,un mal comunicador que da ordenes confusas, que a veces te pide algo y se le olvida.  Por otro lado, puede ser alguien controlador o perfeccionista, que ve con lupa cada paso y detalle de tu trabajo y no te deja respirar.

Además, es igualmente perjudicial un jefe autoritario que un pasota.   El primero someterá a la gente por la fuerza y el miedo, de malos tratos, de gritos, etc;   y el segundo sembrará caos porque no interviene en nada, ni siquiera cuando hay injusticias en frente de sus narices. y fomentará la lucha de poder entre su misma gente.

Independientemente del tipo de jefe que tu tengas, creo que estos consejos te pueden ayudar para mejorar tu relación con el o con ella.

 10 tips para trabajar con un jefe complicado: 

1.-  Sé consciente del impacto emocional que tiene la relación con tu jefe.   Es una realidad que en toda relación laboral hay emociones, las tuyas y las de tu jefe.  Es preciso entenderlas y conocerlas , pues  es cierto que hay cosas que hace tu jefe que te llevan a la frustración, que te afectan en tu productividad y concentración, y que tu permites que esto suceda y te afecte.    Pero también es cierto que si te mantienes en ese estado de frustración no resolverás el problema, o será muy difícil que crezcas en el trabajo, porque permites que estas emociones negativas tomen el control.    Aplica el botón de la actitud positiva,  no absorbas la negatividad, estrés o frustración que tenga tu jefe en ese momento, sino que aprende a ser dueño de tus propias emociones.

2.-  Tu objetivo no es hacerte amigo de tu jefe.  Hay que ser práctico para saber como arreglar las cosas.   En el trabajo la mayoría de la veces tu jefe no será tu amigo, pero tampoco debe ser tu enemigo.    Si lo ves como tu enemigo, será muy perjudicial y sólo contribuirá a que todo vaya peor.     Tu jefe es una persona normal, como tú, como yo, con defectos y virtudes, y que está en una posición de más presión que la tuya.  Esperar demasiado de una relación jefe-subordinado sólo te acarreará frustración y no te permitirá avanzar en tu crecimiento profesional.

3.- Pregúntate en que estado está tu relación con tu jefe.   ¿Esta todo tan mal como lo pinta tu mente?  Recuerda que la imaginación es una mentirosa la mayoría de las veces.    Te sugiero que hagas un ejercicio de intentar sacudir el drama y evalúa objetivamente en que cosas está fallando la colaboración.  Conócelo mejor y estudia sus hábitos.  Pregúntate cómo es la relación de todos los compañeros con el o ella.  Si hay alguien que se lleva bien, analiza porque lo han logrado.  Si ellos pueden, tu también lo puedes hacer.

4.- Debes ver a tu jefe como tu cliente más importante.  Piensa en la siguiente imagen: Hay dos personas y una le paga a otra por un servicio, ¿de quienes se trata? ¿De un cliente con un proveedor?o ¿De un jefe con su colaborador? o   Es difícil saberlo ¿verdad?  Pero si lo piensas bien, en realidad esto ocurre con la relación con tu jefe. El está pagando por un servicio que tu prometiste hacer, por lo tanto, algo que te puede funcionar en tu trabajo, es ver a tu jefe como tu principal cliente.   En lugar de quejarte de él cada vez que puedes,  puedes cambiar poco a poco el chip y pensar cuales son sus necesidades. tratar de adelantarte y superar las expectativas, tal como lo harías si se tratara de un cliente importante para tu empresa.

5.- Cuando te llame la atención, no te justifiques sin razón.  Pocas cosas son las que hacen enojar más a un jefe, como las excusas cuando se comete un error claro para todo mundo.    Hay que asumir que todos nos equivocamos, y en la mayoría de las veces, será mejor reconocer el error y pedir disculpas, a tratar de escabullirse inútilmente con excusas.   Trata de pensar en una solución que resuelva el error que cometiste, pues eso te llevará hacia al futuro, que es en realidad donde puedes hacer algo, y no hacia el pasado para tratar de explicar las causas.

6..- Clarifica con él que es lo que se espera de tu trabajo.  Uno de las causas principales de conflictos, malos entendidos y mala relación laboral entre jefe y colaborador, es cuando el jefe no clarifica bien que es lo que se espera de su colaborador.      Aquí no te conviene permanecer pasivo, sino con una actitud pro-activa preguntar como se medirá tu desempeño, porque así tendrás mas oportunidad de demostrar que si hiciste bien tu trabajo.

7.-Reacciona siempre con argumentos productivos.  Si te da una orden contradictoria, si se le olvidó algo que ya te había dicho, la recomendación es que no te quedes callado, pero hazlo inteligentemente y con respeto, que no te gane la emoción o el coraje, porque siempre te estrellarás en una pared.     Puedes decir: “Tengo ya todos estos proyectos, a cual le doy prioridad, porque no puedo con las dos cosas a la vez”, , o bien puedes decir “Si, lo haré pero aclarando los pros y contras que ves en el tema”.   La idea es no dar la imagen de “mala actitud”, pues esto se castiga a la larga.

8.- Si tu jefe siembra caos, habla con él.   Es cierto que en ocasiones los hábitos improductivos de tu pueden dañar tu desempeño y la buena realización de tu trabajo.  Podrías hablar con el y empezar diciendo algo así:  “Creo que podríamos mejorar mucho si ocurriera esto o si se hace tal cosa de esta otra forma”.  Si es alguien razonable, esto lo convencerá.  Es probable que no se haya dado cuenta, y si se lo señalas con diplomacia, podrás demostrarle que lo que te interesa es el bien de la organización, no atacarlo o criticarlo.

9.- Fomenta las reuniones cara a cara.-  Cuando no te llevas bien con tu jefe, lo normal es que trates de evitarlo a toda costa.   En primer lugar, tu jefe verá que no tienes nada que esconder, y en segundo lugar, es importante que le digas como trabajas, como afrontas un problema, como es tu día a día.  Recuerda que estás en el mismo barco, y todas las interacciones que tengas con él son oportunidades para que de vez en cuando le recuerdes lo que aportas a la organización.

10.- Confirma las órdenes por escrito.-  Siempre que te mande algo de viva voz, envía un email confirmado lo que te pidió.   Prioriza sus emails.   Si es una persona complicada y se le olvidan con frecuencia las cosas, es común que haya malos entendidos con cosas que quedaron solo dichas verbalmente.    Cuando te dé una orden directa, clarifica por correo electrónico la orden, diciendo por ejemplo “Como quedamos en la conversación X del día Y  lo que haré será Z”

11.- Cuida mucho tu organización, citas, compromisos, etc.   Que no se te escape nada, se siempre puntual con tus horarios, juntas, etc.  A la hora de la oficina, sal a comer fuera de la oficina si te es posible, ya que para muchas empresas el que te quedes a comer en tu oficina.  Eso sí, mantente localizable siempre, cuando tengas que salir a un compromiso, a una cita, etc, siempre deja dicho donde estás y como localizarte, nunca sabes cuando se ofrecerá hablar contigo.

12.- Entrenate para ignorar sus estados de ánimo.  Debes aprender a trabajar concentrado a pesar de las tormentas emocionales que hay a tu alrededor.    Tú ve a lo tuyo, concéntrate en tus tareas, tus objetivos, y el día correrá mejor para ti.  Estar pendiente del buen o mal humor, solo te distraerá.  Mañana será otro día.    Si siempre está así, quizá sea momento de tomar decisiones mas drásticas, pues como siempre lo he dicho:  ningún trabajo y ningún jefe merecen el precio de tu salud mental y física.

¿Qué piensas de este tema?  ¿Te ha sido difícil trabajar con un jefe complicado?  ¿Has tenido alguna experiencia exitosa?    ¿Tienes algún otro consejo que te ha funcionado para trabajar con un jefe compliado?   Me gustaría mucho que me compartieras tu experiencia y tu opinión.   Te invito a participar en el debate.

1 Abrazo !

Be Sociable, Share!
Suscribete y descarga Gratis el Ebook:

paperbackstanding2_693x872

Reinventa tu profesión y trabajo para construir una vida que ames y te haga feliz

Odio el SPAM tanto como tú, solo recibirás material que SI  te sirva.   No compartiremos tus datos, respetamos tu privacidad.   

About the Author

About the Author: Hola, soy Joaquín Olivas, soy un apasionado del Desarrollo Humano y de Estrategias de Productividad y Gestión Personal. Me inicié con este tema, porque estoy convencido de que la preparación y el cambio personal es fundamental para conseguir lo que quieres en la vida. Espero que este blog te sea de utilidad, te invito a comentar y compartir tu opinión para cada tema. Un abrazo. .

Subscribe

If you enjoyed this article, subscribe now to receive more just like it.

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Top